Si buscamos el significado de fecha de caducidad, nos encontramos de qué se trata del día límite para un consumo óptimo desde el punto de vista sanitario. Es la fecha a partir de la cual, según el fabricante, el producto ya no es seguro para la salud del consumidor.

¿Quién determina esta fecha?

No, no existe una autoridad nacional ni europea ni mucho menos internacional que determine ninguna fecha. Es cierto que existen leyes que determinan unas pautas a tener en cuenta, pero la labor de poner fecha de caducidad a cada producto corresponde al propio fabricante o en tal caso los distribuidores.

 

fechas de caducidad - La fecha de caducidad de los alimentos: ¿Qué deberíamos saber?

¿Cómo se decide la fecha de caducidad?

Para los productos perecederos es sencillo pues tras unos pocos días analizando el producto se puede examinar su descomposición y en qué momento un producto no es apto para su consumo.

En el caso de los productos de larga duración el proceso de degradación debe ser provocado mediante ensayos de laboratorio. Además se trabaja con herramientas informáticas para fijar una fecha en función de humedad, temperatura y condiciones de almacenamiento.

No obstante los productores se protegen y determinan que la fecha de caducidad señalada será anterior al momento real en que un producto no es apto para su consumo.

 

th - La fecha de caducidad de los alimentos: ¿Qué deberíamos saber?

 

Hay que tener en cuenta que el periodo consumible de cada producto se cumple siempre y cuando este se conserve debidamente, a la temperatura y humedad adecuada sin romper la cadena de frío. Ni que decir tiene que una vez abrimos el envase de un producto se acorta considerablemente su periodo de consumo.

 

 

¿Qué ocurre si comemos algo pasado de la fecha indicada?

En primer lugar habría que especificar que existen dos tipos de productos en cuanto a su fecha óptima de consumo.

Por un lado los etiquetados con fecha de caducidad nos indican que a partir de esa fecha concreta su ingestión no es segura para nuestra salud y por tanto se debe evitar consumir a partir de ese momento. A pesar de todo, productos como los yogures son perfectamente aptos para su consumo después de la fecha de caducidad indicada

Pero existen otros productos que están etiquetados con fecha de consumo preferente. Esto quiere decir que podemos consumirlos sin ser un riesgo para nuestra salud pero que sin embargo poco a poco irán perdiendo propiedades, textura y sabor.

 

¿Existen alimentos que nunca caducan?

Pese a estar etiquetados con fecha de caducidad o de consumo preferente existen determinados productos que si los conservamos adecuadamente nunca caducarán:

Sin título 1 e1580215802727 - La fecha de caducidad de los alimentos: ¿Qué deberíamos saber?

La miel: se debe tener en cuenta que el tarro esté bien cerrado este néctar cambiará de color, se cristalizará pero siempre estará apta para el consumo sin que esto afecta en absoluto a nuestra salud.

El arroz blanco: Deberá estar cerrado herméticamente y este se conservará igual que el primer día, siempre y cuando no se trate de arroz integral.

El vinagre blanco: como su propio nombre indica ya está avinagrado por lo que se encuentra en su última fase y no se estropeará.

Las legumbres: deberán de conservarse debidamente y lo único que puede suceder es que estén más duras que antes y solo requerirán más tiempo de cocción pero estarán en perfectas condiciones para su consumo.

El azúcar: este sufre un proceso que impide el crecimiento de bacterias, por lo que se trata de un producto que no caducará nunca.

La sal: su propia composición natural la convierte en un producto que se mantiene intacto para siempre.

La harina de trigo: si la conservamos de forma hermética y no está mezclada con nada, nos durará para siempre.

El café instantáneo: debido a su composición nos aguantará perfectamente siempre y cuando lo mantengamos refrigerado y alejado de la humedad.

El extracto puro de vainilla: debido a su composición y su contenido en alcohol conseguirá que nos dure por muchos años.